El Reto De Ser Padres/Madres ¡HOY!

El Reto De Ser Padres/Madres ¡HOY!

Inmersos en un estilo de vida demandante, donde las exigencias del trabajo, desafíos personales, el hogar y los quehaceres del día a día comprometen el tiempo, hombres y mujeres intentan cumplir con uno de sus roles más importantes: el de la paternidad/maternidad.

            El ejercicio de la paternidad/maternidad implica la formación y modelaje de los caracteres de los hijos, siendo determinante la influencia y la calidad de guía que puedan llegar a ser quienes ejercen este rol. Estos aspectos convierten el rol de ser mamá/papá en un completo reto.

            Son los padres/madres quienes construyen un sistema firme de valores morales y deben preocuparse por formar y modelar el comportamiento de sus hijos teniendo como base dicho sistema. Visualizando a sus hijos como piedras que poco a poco se van modelando y transformando en joyas preciosas. Ahora bien, ¿cómo enfrentar este reto?

            Los padres/madres que se comprometen a ejercer de manera exitosa su rol, deben tener presente que sus hijos aprenden lo que viven, por lo tanto deberán preocuparse por ser la mejor imagen en el espejo para ellos. La influencia debe ser positiva, ya que sus hijos actuaran como ellos lo hacen. 

            El desafío de ser guía para los hijos, implica el dedicar tiempo de calidad a la enseñanza de habilidades para la vida, manteniendo expectativas altas en relación con las capacidades que sus hijos poseen, motivándolos y mostrándoles confianza en el potencial que cada uno de ellos posee.

            Otro desafío de la paternidad/maternidad hoy en día, es el de disciplinar. Muchas veces se piensa que la disciplina se logra solo con castigo físico, pero la verdad es que la esencia de disciplinar está en enseñar a vivir con principios morales y bajo el establecimiento de límites. Los padres/madres solo necesitan tener firmeza para establecer, mantener y hacer cumplir los limites. Se logran resultados positivos en la formación de los hijos aplicando una disciplina fundamentada en la enseñanza con amor, más que con el uso de actos punitivos o duros.  Si se disciplina desde el amor y el respeto, el niño desarrolla un control interno, que a través de la obediencia le permitirá funcionar dentro de la familia y luego de la sociedad siguiendo reglas y normas establecidas con conciencia plena y manteniéndose bajo el respeto a sí mismo y a otros.

            La disciplina es responsabilidad principal de los padres/madres. Algunas de las estrategias que pueden aplicarse al disciplinar, son las siguientes:

  • Es necesario establecer un plan de acción que establezca lo que desea mejorar en el comportamiento de su hijo.
  • Paciencia al esperar que se desarrollen mejores comportamientos.
  • Manifestar consistencia; siempre se debe enseñar el comportamiento deseado y sancionar  la que no esté correcta.
  • Ambos padres deben ponerse de acuerdo para establecer las reglas.
  • La disciplina NO depende del estado de ánimo que papá o mamá puedan tener.
  • Se firme pero al mismo tiempo amable.
  • Disciplinar no debe implicar hacer sentir mal a su hijo, humillar, juzgar o señalar.  
  • Consistencia y supervisión.
  • Enseña que luego de un comportamiento, siempre existe una consecuencia lógica y natural que debe asumirse.  

 

Al disciplinar, la comunicación se convierte en otro reto para los padres/madres. Entendiendo que por medio de la comunicación se establece el contacto y el encuentro que se traduce en el convivir día a día entre padres e hijos, una comunicación clara, directa y abierta facilita el desarrollo de un clima familiar positivo. Saber comunicarse no es sólo el saber decir sino también, por encima de todo, el saber escuchar. Los padres/madres necesitan dedicar tiempo para escuchar a sus hijos, cuando la comunicación se desarrolla teniendo en cuenta el escuchar y el respeto mutuo se obtienen grandes beneficios.

            La manifestación de comportamientos positivos o negativos por parte de los hijos en el futuro, depende de los padres/madres, es por eso que hoy en día quienes ejercen el rol de mamá/papá deben comprometerse a enfrentar estos retos con valor, y llegar a ser padres/madres que:

  • Modelan y forman el carácter de sus hijos.
  • Se esfuerzan por hacer de su hogar un ambiente lleno de amor, respeto y comprensión.
  • Se preocupan por influir positivamente en la vida de sus hijos.

 

                                                                                                                 Msc. Loreana Bello

Especialista en Neuropsicopedagogía Infantil

Magister en Orientación de la Conducta

Psico-Orientadora