Mujeres del Oriente Antioqueño, heroínas de la Independencia

Mujeres del Oriente Antioqueño, heroínas de la Independencia

secondary

Por Carlos Andrés Zuluaga Marín

La llamada historia oficial o historia patria ha destacado, desde sus inicios en el siglo XIX, a grandes personajes que protagonizaron los hechos más decisivos en la formación republicana de Colombia y sus proyectos de Estado. No obstante, su atención se centró fundamentalmente en figuras masculinas: militares y políticos de alto vuelo, generalmente figuras pertenecientes a élites políticas y eclesiásticas.

Hubo hechos aislados en los que los historiadores incursionaron en biografías de mujeres; el caso de Policarpa Salavarrieta, Antonia Santos, Manuela Beltrán, entre otras. Ellas naturalmente fueron relevantes en diferentes acontecimientos históricos, pero este reconocimiento no dejaba de ser algo bastante simbólico; un intento de equilibrar la balanza.

La configuración de la historia con sesgo centralista, en la que se buscaba resaltar como foco del poder político a la capital y a los sucesos que allí ocurrían, marginaron la otra historia de hombres y mujeres de provincias como Antioquia, más precisamente las del Valle de San Nicolás.

Hermanas Urreta Uribe. Fotógrafo: Melitón Rodríguez. Medellín, 1898.

Apenas se van desempolvando del olvido guerreras, artesanas y obreras que fueron pilares para la construcción política y social de la república. Mujeres rionegreras y orientales que en contadas ocasiones tuvieron que abandonar sus pueblos y en muchas otras reemplazar los oficios de los hombres que partían: madres, esposas, hijas y hermanas que con ejemplar valentía y resolución ofrendaron su vida.

Negras, blancas, nativas y mestizas, protagonistas de grandes episodios de nuestra historia matria. Hijas herederas de la Cacica Dabeiba y Agrazaba, la India Catalina, la India Inés. De la princesa Francisca Coya -hija del emperador Inca Huayna Cápac de quien se sabe que muchos antioqueños portan su sangre.

Hoy queremos darles un reconocimiento mencionando algunas de ellas:

RIONEGRERAS

Doña Xaviera Londoño Zapata: precursora de precursores. La primera libertadora masiva de esclavos en la humanidad. Entre sus 125 esclavos se encontraban sus hermanas, no de sangre, pero sí las leales africanas Felipa Basilia, Victoria y sus hijas Bibiana y Lucía; Martha y su hija Cornelia; Luisa Javiera, Sabina, Nicolasita, Dominga, Victoria, Feliciana, Bárbara, entre muchas otras mujeres.

Además de las tierras para cultivar y extraer minerales que les obsequió en los “aventaderos del Guarzo”, hoy El Retiro, dejó parte de su fortuna para darles dotes y fundar una escuela en Rionegro y otras en Marinilla. A esta mujer, a quien se le tildó de loca en su tiempo, es sin duda una de las grandes revolucionarias de la historia universal.

Catarina Londoño: hermana menor de Xaviera, quien siguió con sus pasos liberando a treinta esclavos que le pertenecían.

Rita Duque: madre de José Manuel y José María Montoya. En tiempos de reconquista, liberó a muchos patriotas recluidos en las cárceles.

Eduvigis Morales: madre de José María y Baltasar Salazar, a quienes les inculcó el amor por la poesía y la literatura.

Francisca Javiera Duque: prima de la heroína Simona Duque, quien tomó los mismos pasos encomendando a sus hijos para la patria.

Maria Luisa Uribe Uribe: madre del gran General Rafael Uribe Uribe. Gestora de los principios y virtudes de quien es uno de los más grandes colombianos de todos los tiempos.

MARINILLAS

Simona de la Luz Duque (Rincón): hija insigne de Marinilla, entre cuyas fundadoras se encuentra doña Sabina Muñoz de Bonilla. Con su corazón de madre se desprendió de sus hijos para entregarlos a los ejércitos de Córdova y así entablar la Empresa Libertadora de Antioquia. Recorrer la vida de doña Simona es internarse en un mundo de virtudes y ejemplos, no solo por ofrendar sus hijos, que para una madre son el cielo con todas sus estrellas, sino por cada acto de voluntad que la convierten en una de las grandes heroínas de Colombia.

Margarita Urrea: hizo parte del contingente antioqueño que marchó a la Campaña del Sur con su esposo Modesto Hoyos.

Rosalía Hoyos y María del Rosario Ossa: heroínas de la Libertad de Antioquia.

Maria Teresa Loaiza: comunera de Guarne, quien estuvo presa por la insurrección comunera de La Mosca. En su juicio se le acusaba de haber lanzado gritos de “¡Muera el Rey!”.

Ana María Martínez de Nisser: una de las grandes revolucionarias de la historia nacional. Esta heroína de origen sonsoneño, tomando un traje de soldado y una lanza, partió hacia el sur de Antioquia con su padre y sus hermanos para librar el legendario combate de Salamina, con el cual se obtuvo el triunfo de la Revolución de Antioquia, en 1841, en medio de la llamada Guerra de los Supremos. Luego de la victoria, Ana María escribió un diario sobre los acontecimientos ocurridos. Se dirigió igualmente hasta Rionegro para liberar a su esposo sueco, don Pedro Nisser, quien se encontraba preso por el ejército enemigo.

Queda una lista incontable de mujeres y oficios: maestras, artesanas, amas de casa, agricultoras, músicos, escritoras, pintoras, poetas, costureras. Todas ellas, como declaraba el maestro Baldomero Sanín Cano, “han sido la base firme de nuestra cultura y desarrollo”.

María Anselma Restrepo, combatiente del ejercito liberal. Foto: Benjamín de la Calle.

Categoría noticia: 
Internacionales